Es la unión de Maykel y Hannah, que proceden de diferentes culturas (Cuba  y Alemania) con la idea de promover y compartir  el tango argentino. Partimos de que el tango no es solo lo que tradicionalmente se ha transmitido en los espectáculos de danza, la expresión erótica y pasional, sino algo más sublime como son las facetas de la diversión y la alegría de vivir.
Más allá de los típicos cliches, enseñamos lo elemental del tango, su musicalidad, movimiento y coordinación, y hacemos hincapié en su aspecto de diversión y del disfrute de cada baile. Insistimos en la libre combinación de diferentes figuras y elementos, así como en la improvisación, lo que desarrolla la capacidad de reacción y creatividad, y además permite adquirir una mejor percepción del movimiento. El tango en pareja, con la particularidad de guiar y ser guiado, exige y fomenta un alto nivel de colaboración y comprensión, de respeto entre la pareja y de consideración hacia los demás.
Una de nuestras premisas más importantes es la asimilación de cada aprendiz según sus características y capacidades individuales. Las condiciones físicas ideales en cuanto a movilidad y elasticidad no son indispensables para iniciar el aprendizaje, porque el tango, cuando se llega a sentir íntimamente, de hecho desarrolla esas condiciones según las singularidades de cada cual. Podemos aprender mediante el tango a conocer nuestras habilidades, a descubrirnos y a desarrollar más confianza en nosotros mismos y a valorar mejor a los demás.
Insistimos en que nuestro objetivo principal es brindar diversión y placer a través del tango.